Google+ Badge

jueves, 13 de junio de 2013

EL ENTIERRO SE NOS MUERE


Me entero que mi amigo Gregorio González opta, de nuevo, a la Presidencia de la Agrupación Sardinera de Murcia y de momento, por ahora, no hay otra candidatura que pueda hacerle sombra a la suya. En esta Murcia nuestra somos “opositores” de barra del bar pero a la hora de dar el paso hacia delante nos quedamos quietos y que “corra otro”.  Así nos luce el pelo que siempre son los “mismos” en los mismos cargos de siempre y organizando siempre lo mismo. A excepción, siempre hay honrosas excepciones, de “Moros y Cristianos” que si renuevan y con frecuencia los cargos para darla vida a la fiesta. Claro que tampoco debemos olvidar al Ayuntamiento de la Ciudad que, aunque las fiestas sean autónomas y soberanas para elegir a sus cargos representativos, están más conformes con personas “afines” y que ocasionen escasos o nulos conflictos antes que tener otros gestores que les puedan meter en apuros. No creer que desde la Glorieta muevan los hilos para que sigan los que están es como tener ochenta años y pensar que los Reyes Magos vienen de Oriente todos los años montados en camellos.





Y ya que hablamos de la Navidad me voy a centrar, desconocido lector, en el Entierro de la Sardina (aunque no sé si debo decir a estas alturas y tras el desfile de esta pasada primavera que fue “La Cabalgata de Reyes 2”)

Querido Presidente de la Agrupación Sardinera de Murcia, que opta a la reelección, El “Entierro” del 2013 ha sido una cabalgata infantil que se aparta completamente del verdadero sentido de la fiesta desde sus orígenes. Es un completo contrasentido, querido Gregorio, que dijeras que “los niños se lo han pasado muy bien y han disfrutado mucho” cuando en el mismo desfile iban señoritas completamente desnudas sobre una plataforma que no deberían ir, pienso yo, en un espectáculo infantil como tu dijiste que era el Entierro.

Esta fiesta, no olvidemos de Interés Turístico Internacional y que nos costó mucho dinero conseguir la catalogación, es una fiesta única en el mundo lo que la hace singular y distinta a todas. Que es una fiesta, bucea en sus raíces querido amigo, donde “dioses, diosas, mitos, faunos, leyendas y fantasmagóricos personajes” toman la calle en la noche de primavera. Pero este año la calle ha estado tomada por Bob Esponja, Pocoyo, Spiderman, La Bella y la Bestia o el mismísimo Pedro Picapiedra. Esto, Gregorio, no es el “Entierro de la Sardina” ni se le parece. Te invito, amigo mío, a que leas crónicas del “Diario de Murcia” “Linea” “La Verdad” o los periódicos murcianos que quieras para que comprendas, de una vez por todas, como era el Entierro. Ese que a día de hoy en nada se parece a lo anterior. Incluso en la época más dura de la Dictadura y con muchísimo menos dinero que hoy, los murcianos, sacaban a la calle un desfile que era la envidia de todos. Hoy en día deja mucho que desear y este último año más que nunca. Y ante esto o se ponen soluciones, que tampoco es tan difícil, o nos cargamos la fiesta de una vez por todas.




Y no es cuestión de economía, dirás que la crisis y todo lo demás, no. No es economía. Es imaginación. Y esta, por desgracia, parece ser que os está fallando mucho últimamente. No te hablo de los últimos nombramientos de “Doña Sardina” porque lo dejo en capítulo aparte. Pero ya está bien de traer a Murcia señoras que no aportan absolutamente nada. Nada. Que vienen, gastan, nos cuestan una pasta y si te vi no me acuerdo. Máxime cuando, de siempre y desde siempre, Doña Sardina ha sido una distinción para una mujer murciana que lo haya merecido. Y tenemos muchas, Gregorio, muchísimas. Es cuestión de querer hacerlo bien como te decía antes. Dejemos ya las caras televisivas que no aportan absolutamente nada e incluso “meten la pata” con algunas declaraciones como ha hecho esta misma primavera la señora que habéis regalado el máximo galardón de esta fiesta. Un poco de seriedad ahí por favor. Un poco de seriedad.


El “Entierro de la Sardina” debe su actual formato y lanzamiento internacional al inolvidable José Carreres Alfonso que fue quien, junto a un Comité extraordinario, “parieron” lo de la llegada de la Sardina, el Testamento y el gran día del Entierro. A aquellos pioneros le debemos los desfiles por la calle, la cabeza extraordinaria del cortejo o incluso los regalos del sábado por la mañana (por cierto que eso nació para regalar “pitos” a todos los murcianos y por aquí vamos que menos pitos se da de todo y la ciudad se convierte en un gratuito “todo a cien” y sálvese el que pueda) Y no voy a entrar, ni quiero ni es mi propósito, en el exceso de “vasos de tubo” en las manos de muchos sardineros (afortunadamente hay honrosas excepciones) que dan una pésima y lamentable imagen de Murcia. Lo más alejado de una Fiesta de Interés Turístico Internacional.



Pero, querido amigo, ahora que parece vas a optar de nuevo a la reelección y en ausencia de “sabia nueva” que pueda cambiar el rumbo del festejo  te animo a que seas tu el gran renovador de una vez por todas. Deja a Bob Esponja que venga a Murcia la noche de la “Cabalgata de Reyes” pero no lo traigas más para el “Entierro de la Sardina”  Ya sé lo que me vas a decir, lo sé, pero tú tienes que poner encima de la mesa tu fuerza de convocatoria y no ceder ante según que cosas. Sé que me dirás que “te hacen un paquete de cabalgatas” y que los mismos que vienen en Reyes, por un poquito más, te los “cuelan” en el Entierro. Esa es otra: es realmente curioso, y ahí lo dejo, que las dos grandes empresas que han venido con atracciones para la noche de primavera sean las mismas que lo hacen en la Cabalgata de Navidad. Y quien más, quien menos, sabemos cómo funciona esto de la contratación de atracciones. “Por tanto dinero me tienes que hacer la dos cosas” ¿Se da cuenta desconocido lector como al Consistorio le gusta tener personas poco conflictivas en los cargos? Pues por cosas y ejemplos como este.


En fin, Gregorio, ojalá cambies el rumbo de este festejo único en España y orgullo de todos los murcianos. Te deseo otro amplio mandato de éxitos y toda la suerte del mundo que la vas a necesitar. Me consta que vas a ser tu el próximo Presidente porque, como decía al principio, en esta “santa ciudad” somos opositores de barra de bar y tertulia de café. Lo que te he dicho, públicamente hoy en mi blog, lo piensa mucha gente lo que les ocurre es que no hablan y yo, sinceramente, lo he hecho por el cariño que te tengo y sobre todo por el gran amor que profeso al “Entierro de la Sardina” Desde 1986 hasta 2009 siendo “sardinero” de mi grupo Aquiles marca y de que manera.

Como me marcó conocer y tratar a inolvidables sardineros, hoy tristemente desaparecidos, de los que aprendí muchísimo y me hicieron amar con mas pasión si cabe este festejo sin igual. Esos mismos sardineros que, hoy, si es que se ve todo desde “algún sitio” estarán disconforme con el rumbo que ha tomado nuestro “Entierro de la Sardina” A tiempo estas de corregirlo o de lo contrario lo vamos a “enterrar” definitivamente.
Te deseo toda la suerte del mundo amigo mio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario