Google+ Badge

sábado, 15 de junio de 2013

EL ENTIERRO SE NOS MUERE.... (y 2)

Quiero aclarar, estoy en mi derecho de hacerlo, algo que en mi comentario anterior no quedó lo suficientemente claro y que ha sido motivo de polémica y controversia no exenta de algún exabrupto fuera de lugar, llamadas telefónicas, mensajes y alguna que otra amenaza velada contra mi persona. En esta ciudad, a lo que parece, puede uno expresar sus opiniones de la política nacional, regional o local y afortunadamente no ocurre nada. Ahora bien comentas algo de determinados estamentos de la sociedad y esta, con todo su peso, intenta crucificarte por haber tenido el atrevimiento de cuestionar su trabajo. Algo así me ha ocurrido con determinados “sardineros” aunque he de decir, en honor a la verdad, que también ha habido otros que me “han felicitado” (y están en activo en la fiesta) por haber dicho lo que dije sobre el festejo de este año. Todo ello me ha movido a dejar claros algunos puntos si bien no me afectan, para nada, ni las palmadas en la espalda dando ánimo ni por supuesto los valientes anónimos y llamadas que he recibido. Es un honor  para mi que ambas cosas se hayan dado.




En primer lugar, señores sardineros, tengo una amistad personal muy grande con el actual Presidente, Gregorio Gonzalez, al que me unen lazos tan fuertes e intensos que seria muy largo explicar aquí. Si les comento a ustedes, desconocidos lectores, que el tema concreto de Doña Sardina lo hable personalmente con el. No me escondo y cuando algo no me gusta lo digo a la cara. No he criticado la gestion de Gregorio ni lo hare nunca pues, con los mimbres que tiene buenos son los cestos, lo que si dije (y me mantengo en ello) es que a veces hay que ser menos serviles con el poder establecido y dar un puñetazo encima de la mesa de vez en cuando. Solo eso. Gregorio es intachable como murciano, como NAZARENO y como Sardinero. Siempre tendrá mi respeto y mi cariño (y un consejo amigo mio: “Cuídate de las Idus de Marzo como le dijeron a Cesar…. Tienes por ahí alguncenturión” que no merece estar en tu corte)





En cuanto al puñetazo viene a colacion, aunque ustedes no lo sepan, que ya hubo precedentes en esta ciudad con aquella   GLORIOSA AGRUPACION QUE PUSO EN MARCHA TODO ESTO. Nombres imborrables en la historia del Festejo: Pepe Carreres, Fernando Alcaraz, Marianico Ortega, Dionisio Yañez, Jeronimo Mateos, Pepe Fernandez, el inolvidable Felix Martines Robles, Esteban Martinez Abarca, Ricardo Martinez Moya y Pepe del Campo….. A ellos les debemos lo que tenemos hoy. A ellos y solo a ellos. Los tres dias del festejo, la Revista Sardinera, el Sabado por la mañana (para dar pitos unicamente y que la ciudad entera llevara un pito) Incluso la presencia de la mujer en la Fiesta. Una noche, que no olvidaremos los que la vivimos, viernes de Velatorio, en la Glorieta y cuando ya todos los grupos estaban ante el balcon del Consistorio, aparecieron un grupo de mujeres, las de los miembros del Comité y amigas, vestidas de negro riguroso, con velos cubriendo su rostro, largos collares de blancas perlas, guantes y en sus manos una vela encendida. Lloraban cual plañideras. Fue la gran sorpresa para Murcia que presenciaba, sin saberlo, la incorporacion de la mujer a un festejo del que siempre habia estado al margen……. Pero claro esta historia, señores sardineros de hoy, ni la conocen ni nadie la ha contado.



He dicho lo anterior porque aquel COMITÉ DE SEÑORES, en su momento, junto a los Huertanos que presidía Juan Garcia Serrano y los Nazarenos el inolvidable y llorado Jose Carmona Ambit, se unieron los tres, tenian fuerza sufienciente para hacerlo, y plantaron cara al Ayuntamiento de Murcia a la sazon presidido por Antonio Bodalo y concejal de Festejos, Joaquin Cobarro, para solicitar mayor subvencion. Que no fuera tan gravosa para los bolsillos sardineros y para cobrar con agilidad la deuda. Si no se llegaba a acuerdos, aquel año, Murcia se quedaria sin Fiestas de Primavera. Y lo consiguieron. El gran Alcalde que fue Antonio Bodalo pagó y subió las subvenciones demostrandose que la "Union hace la fuerza" y que las Fiestas de Murcia tienen su importancia en la ciudad.
Repito, solo ocurrió una vez en la historia. Hoy, queridos sardineros, es "mas de lo mismo" El Entierro de la Sardina no se renueva, se vive de herencias pasadas, se es conformista con el poder y encima todos tan contentos. Esto y no otras cosas queria expresar o daba a entender en mi articulo anterior.


En cuanto a Doña Sardina, que lo he hablado personalmente con el Presidente, no estoy en absoluto de acuerdo. Tenemos MUJERES MURCIANAS para tan alto galardon. No es de recibo que la Doña Sardina de 2013, dos años antes, en Cartagena digera publicamente que debian separarse de Murcia. No por el "catetismo" murciano-cartagenero (del que paso olimpicamente) sino por incitar a él y resucitar viejas rencillas que a nada conducen. Y entonces vamos en Murcia y la premiamos como Doña Sardina. Y encima tenemos que escuchar de sus labios (aunque ella no lo ha escrito claro) la siguiente rima que llevo clavada en mi alma: 
Me dijeron mis amigos:
−¿Vas a Murcia? ¡Tráeme algo!
¡Que sea típico en sus calles!−
¿Cómo meto yo en el Talgo 
dos rotondas y tres solares?



¿Es esta la imagen que queremos dar de Murcia? ¿Solares y rotondas? Si nos tiramos piedras a nuestro propio tejado, apañados vamos. Pero claro, yo entiendo que los señores sardineros que tanto se ofenden por mis comentarios, no escucharan el Testamento pues después de un día tan intenso cuando uno llega a la Glorieta no está para muchos trotes. Y mucho menos para prestar atención a la letra del Testamento. Bastante tienen con "corear" las dos ultimas silabas de las palabras "Eros, eros, Eras, eras...."

Ah, por cierto, se de muy buena tinta que, Doña Sardina 2013, se NEGO a leer determinadas rimas del Testamento por inadecuadas y soeces. Asi que, mi querido amigo Gregorio, vete cambiando de "escribidor" y deja ya la "Costera"- El Testamento Sardinero, por el bien de esta ciudad y de sus fiestas, que te lo haga otro.




No voy a cansar mas al lector, que ha aguantado hasta aquí, porque no es plan de contarles mis andanzas sardineras desde aquel lejano 1981 que junto a grandes amigos y mejores personas: Rafael Pardo Rios (hoy Presidente de Aquiles) Jose Antonio Gomez Lorca (en Centauro) o mi compañero de La Verdad, Antonio Lopez, nos arrimamos como "pardillos" a este festejo y estuvimos varios años de "chirretillos aprendices" con Mercurio y "mamando" el Entierro de la Sardina de aquellos Señores y Murcianos con mayusculas. Ellos siguen en activo y trabajando por Murcia. Yo me cansé de tanta "tontuna" y sardineros "pago talon y subo carroza" que no han conocido ni conoceran, claro, las verdaderas raices y significado de un festejo tan grande y hermoso como este.




CODA FINAL:
 Ayer, entre los ataques que recibí, publicaron en mi pagina de Facebook que "tendría que callarme porque me fui debiendo dinero de mi grupo Aquiles" (no se que tiene que ver el tocino y la velocidad) pero quiero aclarar que efectivamente mantengo una deuda que no llega a los 250 euros (nadie piense que son dos o tres mil que son los que suelen pagar los sardineros) sino que son 250 euros que por dejadez, mas que por otra cosa, todavía no he pagado. Esa es mi deuda que, públicamente yo, sin que me acuse nadie quiero confesar aquí . Decir que me fui del grupo "Debiendo dinero" da lugar a múltiples interpretaciones y mas en un colectivo que se gasta miles de euros para salir en el festejo. 

Porque ya lo dejo escrito, hace siglos, don Pedro Calderón de la Barca (que fue una de nuestras glorias del Siglo de Oro y no una "calle de Murcia") en boca de Pedro Crespo, dejó dicho: 
"Al Rey la hacienda y la vida se ha de dar, pero el HONOR es patrimonio del alma y el alma solo es de Dios" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario