Google+ Badge

miércoles, 22 de junio de 2016

PODEMOS PASÓ POR MURCIA

Ayer volví a recordar mi juventud perdida. Reviví tiempos pasados. 
 En aquellos lejanos años de la Transición, recuerdo, un grupo de amigos íbamos a todos los mítines, actos políticos y convocatorias que se hicieron en aquellos comicios que, por primera vez, vivíamos esa generación que habíamos crecido en la dictadura. Fuimos a todos. Teníamos "sed" de política y nos gustaba escuchar los mensajes de los líderes. Al acabar el acto, incluso, íbamos a alguna cafetería, y con unas cervezas,  comentábamos y debatíamos  lo que habíamos oído a los candidatos de turno.  He tenido la suerte, porque fue una suerte, de escuchar personalmente a Fraga, Suarez, Felipe Gonzalez, el profesor Tierno Galvan e incluso a Blas Piñar. Este último recuerdo que fue en un mitín en el viejo Teatro Circo adonde acudimos para escucharle y, quizá por nuestro aspecto de barbas y pelos largos, nos vimos rodeados literalmente por jóvenes militantes que no nos dejaron solos ni un momento y pienso hoy con el paso de los años que incluso nos tuvieron vigilados. Pero eso si con la máxima discreción pues nadie nos importunó en ningún momento. Recuerdo, también, que el acto acabó con el "Cara al Sol" que escuchamos puestos en pie con el máximo respeto pero claro sin "levantar el brazo". 
En fin eran otros tiempos y en aquellos años una gran mayoría de españoles, jóvenes sobre todo, queríamos participar activamente de la política y teníamos curiosidad por participar en lo que sería el futuro de España. 


Pues ayer, recordando aquellos años, me fui hasta el viejo Cuartel de Artillería para escuchar en persona a los candidatos de "Unidos Podemos". Allí estaba Errejón y su carita de "empollón" o de niño que no ha roto un plato en su vida. Es la fotografía perfecta de aquel "Crispín sabelotodo" de mi época. El que fuera alto cargo del Ejercito, hoy convertido en comunista convencido, Julio Rodriguez y por supuesto los candidatos murcianos de "Podemos" encabezados por Javier Sanchez Serna y arropados todos por el líder de la formación en nuestra Región el diputado Oscar Urralburu. Tengo que confesar que, tras mas de treinta años de profesión periodística, era la primera vez que acudía a un mitín electoral "camuflado" como un ciudadano mas. No me acredité como prensa, no estuve en lugar reservado alguno y viví el acto, como en aquellos años de mi juventud, en mitad del público y como uno mas de los asistentes. Por cierto casi en las últimas filas pues, cuando llegué incluso media hora antes, ya estaba todo lleno. No había una silla donde sentarse. 

(Fotografía del Diario La Verdad de Murcia publicada hoy y de donde la he tomado para ilustrar)

¿Que vi ayer tarde? Pues un llenazo hasta la bandera. Cartel de "no hay billetes". Pero un gentío muy variopinto pues junto a miles de jóvenes, que eran la mayoría, había también mucha gente mayor. Tercera edad. Gente de todos los estamentos sociales. Nada de desahuciados, pobres, marginados y sin techo. Allí había de todo. Las camisetas de mercadillo se mezclaban con la ropa de marca. No se si de Hipercor o de Zara pero me da lo mismo. Allí había un publico entregado a sus líderes a los que jaleaban a cada momento e incluso coreaban el mas que famoso "si se puede" que anda esparciéndose por los cuatro puntos cardinales de la vieja piel de toro. Una fiesta en todo el sentido de la palabra. 

(Fotografía del Diario La Opinión de Murcia publicada hoy y donde la he tomado para ilustrar)

Los mensajes llegaron a "su público" y calaron desde luego. Aunque a Errejón le podían haber puesto al día con otras cosas pues, al hablar de Murcia, todo fue mas de lo mismo: "Aeropuerto sin aviones, auditorios cerrados, desaladoras en los tribunales y políticos corruptos". Vamos lo que dice toda la oposición en bloque y mas los líderes nacionales cuando llegan a esta tierra y quieren atacar al gobierno de la Región que es tanto como hacerlo al de España. Mas de lo mismo. Con lo cual también compruebo que la originalidad brilla por su ausencia. Eso si desgranó con cierto poder de convicción todos los mandamientos mas de diez, que eran los de Moisés, que su partido tiene preparados para los españoles caso de llegar a la Moncloa. Populismo en grado superlativo y buscando el aplauso fácil de un público entregado a la causa.



Cuando acabó el acto y echando de menos a aquellos amigos de mi juventud estudiantil con los que me tomaba una cerveza después de los mítines en la Transición me vine andando hacia mi casa, con las manos en los bolsillos, y analizando todo cuanto había visto en el viejo Cuartel de Artillería. Saqué varias conclusiones rápidas: les siguen gentes de toda condición social, muchos universitarios y estudiantes, jóvenes de ambos sexos, público entregado y/o ilusionado, gentes de la "tercera edad" y muchos ciudadanos de países latinoamericanos.  En cuanto a los mensajes, como tantos otros, son "populistas" para arrancar el aplauso fácil. Nada consistentes y anclados en un mundo de "jauja" al que difícilmente podremos llegar nunca. El paraíso perdido poco menos. 

Eso si, al tener que cruzar el Puente Viejo, me paré un momento para admirar la puesta de sol que, por cierto, era preciosa en el primer día de verano viendo como el astro rey se perdía por el viejo Malecón y al hacerlo, no pude evitarlo, me vinieron a la mente las imágenes de aquellos viejos comunistas murcianos. Los de toda la vida. Los que fueron actores principales de la Transición en esta Región. Y me acordé, como no hacerlo, de Izquierda Unida. Ese partido que ha desaparecido del mapa, porque ellos han querido, y que ha sido devorado por el hambre insaciable de esta nueva formación política que les ha prometido ese paraíso que venden pero que a la hora de la verdad les han dado de lado.
Sin ir mas lejos, ayer tarde en el viejo Cuartel de Artillería no hubo ni alusiones siquiera a un partido político que ha jugado un importante papel en la reciente historia de España. Ni banderas, ni escudos, ni eslogan, ni nada de nada. Desaparecidos. Y encima, por si alcanzaran el segundo diputado en la Región de Murcia, esos dos primeros puestos son de Podemos. Izquierda Unida ni está ni se le espera. Igual que lo pintó Goya: Saturno ha devorado a sus hijos. 

Mirando el cauce del viejo Segura, en la puesta de sol anoche, no pude por menos que recordar a los viejos luchadores comunistas murcianos.............. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario