Google+ Badge

jueves, 10 de octubre de 2013

NO SIRVE PARA NADA

Se ha aprobado, únicamente con la mayoría absoluta del Partido Popular, la tristemente célebre LOMCE (Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa) que es la séptima reforma de la educación en la democracia española aunque, muchos, hablan ya de la octava pues a esta, la "Ley Wert" le dan menos vida que a un "merengue en la puerta de una escuela" (como decía siempre mi abuela) La verdad es que es triste, muy triste, que una ley de semejante calado y transcendencia nazca muerta antes de entrar en vigor pues no es de recibo que salga adelante sin consenso entre las fuerzas políticas del Congreso. Con las protestas de las Comunidad Autónomas e incluso con toda la comunidad docente en las calles de España protestando por esta dictatorial medida de reformas que ha salido adelante únicamente por el rodillo de quien gobierna con una aplastante mayoría absoluta.
De ahí que se le auguren tan solo dos años de vida pues, recordemos, el 2016 será la convocatoria de las elecciones generales y todo hace suponer que el Partido Popular no gozará de la cómoda mayoría (no digo que no vaya a gobernar) pero puede verse abocado a firmar pactos de gobierno que, sin duda, acabaran con al ley Wert en un abrir y cerrar de ojos.
Resumiendo que es una ley que nace con escasas expectativas de vida. ¿Y quien pagará el pato? Pues como siempre las familias. 

Se ha dado "luz verde" a una ley de mejora educativa que tiene los días contados y que se presenta nada mas y nada menos que con un tremendo recorte de mas de seis mil cuatrocientos millones de euros menos que en el dos mil diez. Y ademas sin negociar. Con estos mimbres ya me dirán ustedes que "cestos" van a salir. 
Se cambiaran libros de textos (editoriales a jugar) Los padres compraremos esos trabajos sabiendo, ademas, que no tendrán una vigencia muy larga con lo cual todo caerá sobre nuestros empobrecidos bolsillos y luego, esa es otra, a nuestros hijos les volverán locos. Que si religión que puntúa, que si revalidas, que si notas para becas..... ¿Y todo para que? 

Una cosa si hay que "agradecerle" al Ministro Wert y es que ha sido capaz de introducirnos en el "Túnel del Tiempo" y  retrotraernos a los tiempos de las clases en "blanco y negro" La merienda de pan y chocolate, la historia de los siete hermanos Macabeos y los nervios de la revalida, la historia de Moisés cuando cruzó, según dicen, las aguas del Mar Muerto y como en aquellos años de mi niñez......... "Por el Imperio hacia Dios"


Soy cristiano, quien me conoce lo sabe y no me avergüenzo de ello (mas bien lo contrario) pero no soy partidario, en absoluto, que la Religión ocupe lugar predominante en la educación de mis hijos. La formación religiosa debe quedar en las "catequesis" o cursos de las diversas religiones que, hoy, afortunadamente profesamos en España. Para eso están iglesias, mezquitas o sinagogas. No me parece de recibo que "por la fuerza" se imponga el estudio de esta o aquella creencia religiosa. Para nada. Libertad religiosa y libertad de culto. Faltaría mas. Ya quedó muy atrás  afortunadamente, aquello del "Caudillo de España por la Gracia de Dios" 

Sería mas fructífero, mas avanzado y sobre todo mas educativo estudiar "La historia de las Religiones" pues con esa asignatura, el alumno, comprendería y aprendería que el arte, la cultura, las migraciones, la formación de países, los gobiernos, la literatura e incluso las guerras y las invasiones han estado motivados, a lo largo de los siglos, por esta o aquella creencia religiosa. Centrarnos en una sola me parece aberrante, impositiva, destructiva y fuera de lugar. Una nueva forma, en el siglo XXI, de dictadura caciquil y camuflada bajo la legitimidad de la mayoría  aplastante que ofrecen las urnas.
Dicho de otra forma, aunque suene muy fuerte, El Absolutismo mas rabioso. "Gobernar para el pueblo pero sin el pueblo" 


Hoy, el Ministro Wert, me ha regalado un viaje por el túnel del tiempo en dirección a aquellos años, de mi infancia perdida, cuando teníamos como asignaturas "obligadas" La Formación del Espíritu Nacional   (a niños de ocho y diez años explicarles las Leyes Fundamentales del Movimiento tenía guasa) "Urbanidad" (para enseñarnos que a mamá se le debían dar besos castos de cariño en la frente y ceder el paso a las señoras) y "La Religión" con las doce tribus de Israel o el sacrificio de Abraham (por cierto que aquello era un contrasentido pues si, en aquellos años, "los judíos eran malísimos porque habían matado a Cristo no se a que cuento las clases de Religión se centraban en la historia de Israel...) 

En fin me he dejado llevar por la nostalgia con esto de la tristemente célebre LOMCE y me he ido a otros tiempos cuando un "señor bajito y con bigote" vestido de Capitán General gobernaba España que era, decían, un IMPERIO HACIA DIOS. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario